Moquegua, Piura y Loreto serán las primeras en auditar uso de recursos obtenidos de minería e hidrocarburos

Según el Diario Gestión, el ministro de Energía y Minas, Eleodoro Mayorga, afirmó que las regiones se comprometen en transparentar la información del uso de los recursos por la minería e hidrocarburos, como parte de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI).

Esta iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Cooperación Suiza – SECO, busca que los pagos e ingresos de las empresas extractivas al Estado sean cifras certificadas, conciliadas, y difundidas, de manera que la ciudadanía pueda conocerlas y verificarlas.

En su cuarta edición en el Perú, la cual fue lanzada el 20 de mayo, buscará tener las cuentas claras de los montos que entregan las empresas mineras y de hidrocarburos al Estado, cómo se reparte a las regiones y la forma en que se gasta.

“En esta ocasión vamos a hacer mención al esfuerzo para llegar a tres gobiernos subnacionales como es el caso de Moquegua, Piura y Loreto. En los tres hay la intención de que se tenga de manera transparente qué recursos reciben estas regiones de las industrias extractivas y compararlos con los usos que tienen”, dijo el ministro.

Además, explicó que inicialmente el EITI no obligaba a las empresas a entregar las cifras de manera agregada y las que la hagan a partir del cuarto informe lo harán de manera desagregada.

El Perú es uno de los 41 países que aplican a nivel mundial el EITI que tiene como metodología la publicación de informes nacionales sobre los ingresos y pagos de la industria minera, gasífera y petrolera.

En el 2012 al Perú se le otorgó el estatus de “país cumplidor” por su práctica de políticas de transparencia y rendición de cuentas.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Convocatorias

Destacadas

Redes SECO

Redes Embajada de Suiza en Perú

Video Reciente

Acerca de SECO

La Cooperación Suiza – SECO se ocupa de planificar y aplicar medidas de política comercial y económica en los países en vías de transición y desarrollo, además de en los nuevos estados miembros de la Unión Europea. Sus proyectos pretenden integrar a los países contrapartes en la economía mundial y promover su crecimiento económico de forma sostenible a fin de contribuir de manera eficiente y efectiva a la reducción de la pobreza.