Más de 140 especialistas en recursos hídricos se reúnen en Cusco en jornada que plantea los proyectos Multipropósito, como necesarios para afrontar la futura escasez de agua

El objetivo del taller, realizado el 23 de abril, fue facilitar el intercambio de información en relación con el planteamiento e implementación de Proyectos Multipropósito (PMP), tomando como ejes la Gestión Integrada de Recursos Hídricos y la Gestión de Riesgos de Desastres.

Para iniciar la jornada se presentaron diferentes exposiciones relacionadas a la situación del recurso hídrico en la región. Así, Walter Choquevilca, coordinador departamental del Proyecto Glaciares+, presentó el Grupo de Trabajo PMP Cusco, plataforma integrada por diferentes instituciones regionales como la Gerencia Regional de Recursos Naturales, EGEMSA, Plan Meriss, Autoridad Nacional del Agua, Dirección Regional de Agricultura y la Municipalidad Distrital de Pitumarca, cuya finalidad es trabajar un piloto de proyecto multipropósito en el distrito de Pitumarca en forma colaborativa.

Seguidamente, Víctor Bustinza, jefe de la Oficina Desconcentrada Macroregión Sur, del INAIGEM, compartió con el público datos sobre el acelerado proceso de deglaciación que atraviesan las diferentes cordilleras en el país. Al respecto, resaltó que en el caso de la región Cusco; entre 1962 y 2016 la cordillera Vilcanota perdió 239.61 km2, equivalente al 48.4%, la cordillera Urubamba perdió 52.62 km2, equivalente a 69.1%, y la cordillera Vilcabamba, en este mismo periodo de tiempo, perdió 160.5 km2, equivalente a 61.37%.

Al finalizar su presentación, Bustinza sugirió considerar como acciones prioritarias la adaptación al Cambio Climático, el afianzamiento hídrico, mediante prácticas de siembra y cosecha de agua, el fortalecimiento de la gestión integrada de los recursos hídricos, la protección, conservación y recuperación de los servicios ecosistémicos, la promoción del uso racional de los recursos hídricos y el repoblamiento de pastos naturales.

A su turno, Miguel Beltrán, director de la Autoridad Administrativa del Agua XII Urubamba Vilcanota, precisó “Respecto al caudal del río Vilcanota se observa que, en el mes de enero, el caudal del río Vilcanota, algunos días, presentó valores por encima del promedio histórico y la observación mensual del mismo señala que el caudal es superior al registrado el año pasado. Los meses de febrero y marzo, luego de presentar un caudal menor al histórico, se observó que el caudal del río Vilcanota estuvo por encima del promedio histórico. Durante el mes de abril y hasta la fecha, se observa que el caudal del río Vilcanota está por debajo del promedio histórico y por debajo del caudal registrado el año pasado. De acuerdo con esta tendencia, en agosto, la hidroeléctrica de Machupicchu estaría funcionando al 50% de su capacidad porque el periodo de las precipitaciones ha terminado. Esta situación evidencia la necesidad de promover proyectos de afianzamiento hídrico”.

Dax Warthon, jefe de la Unidad Formuladora de Inversiones de EGEMSA, comentó sobre las consecuencias del cambio climático del año 1998, que impactaron directamente en la producción de energía en la región debido a que la central hidroeléctrica de Machupicchu fue enterrada hasta en 70m por un aluvión.  Además, la disminución en el caudal del río Vilcanota ha demandado la construcción de la represa de Sibinacocha, para poder cubrir la demanda necesaria. Indicó que la represa, ubicada al pie de la Cordillera del Vilcanota, es alimentada por los glaciares Chumpe y Osqollo Anante; y la regulación de la laguna permite una disponibilidad adicional promedio en época de estiaje de 7 a 12 m3/s. “Actualmente, el agua procedente del represamiento de Sibinacocha se utiliza a lo largo de la Cuenca del Vilcanota para la irrigación de los principales cultivos del departamento de Cusco, la promoción de actividades turísticas como el canotaje, la pesca y el consumo humano”, enfatizó.

Finalmente, Javier Fluixá, de CREALP en Suiza, resaltó la importancia de los proyectos multipropósito para el aprovechamiento hidroeléctrico, la protección frente a crecidas, como suministro de agua y ahora como un potencial para generar turismo y ecología. Precisó que “los proyectos multipropósito deben elaborarse considerando las restricciones producto de los aspectos medioambientales y los nuevos retos producto del cambio climático. La innovación de este tipo de proyecto es la gestión conjunta con todos los beneficiarios del agua, lo importante es interpelar a todos los actores para definir estos proyectos”.

De acuerdo al programa, el taller consideró la dinámica de trabajos grupales, a través de los cuales se buscó identificar oportunidades de los proyectos multipropósito, tales como: (i) contar con un suministro importante de agua de precipitaciones, (ii) planificar mejor cuando se toma en cuenta a diferentes usuarios y diferentes necesidades, (iii) reducir los riesgos, crear conciencia social y colectiva bajo principios éticos y  sobre el uso racional del recurso, (iv) optimizar el uso del recurso y priorizar el consumo humano y luego la agricultura, entre otros. El otro grupo identificó debilidades y retos entre ellos: (i) la creación de oficina de gestión de conflictos, (ii) falta información y sensibilización a las comunidades y autoridades sobre los proyectos en RRHH y la urgencia de este tipo de proyectos, (iii) la falta de normatividad para la autoridad sectorial en temas de PMP, (iv)el financiamiento, (v) involucramiento de las empresas en el marco de la responsabilidad social y (vi) la generación de información hidrológica de la cuenca.

Enlaces de interés
Programa Glaciares+, ficha de proyecto, Embajada de Suiza, Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación COSUDE
Web Proyecto Glaciares+

Comparte:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Convocatorias

Noticias destacadas

Redes COSUDE

Redes Embajada de Suiza en Perú

Video reciente

Acerca de COSUDE

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) es la entidad encargada de la cooperación internacional dentro del Departamento Federal de Asuntos Exteriores (DFAE). Con otras oficinas de la Confederación, la COSUDE es responsable de la coordinación general de la cooperación para el desarrollo y de la cooperación con los Países del Este, así como de los programas de ayuda humanitaria suizos.