UNCTAD y Cooperación Suiza – SECO organizaron Taller: Explorando la relación entre la implementación del Protocolo de Nagoya, el Acceso y Participación de Beneficios y el BioComercio

El objetivo de este taller fue proporcionar un mayor entendimiento sobre la relación entre las normativas internacionales sobre el Acceso y Participación en los Beneficios (APB) derivados de la utilización de los recursos genéticos y el BioComercio por parte de las autoridades competentes, los reguladores, empresas interesadas y la sociedad civil.

El taller también resaltó el apoyo a los interesados en la identificación de opciones de política para promover el desarrollo del BioComercio en armonía con la implementación del Protocolo de Nagoya en el Perú y otros países de la región andina.

Este taller fue organizado por la UNCTAD, la Cooperación Suiza – SECO, el Ministerio del Ambiente del Perú, la Secretaria de la Comunidad Andina, Perú-BioInnova, la Cooperación Alemana (GIZ) y Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA).

Sobre el Protocolo de Nagoya

El Protocolo de Nagoya entró en vigor el 12 octubre de 2014 y ha recibido hasta la fecha más de 80 de ratificaciones. El Protocolo está destinado a implementar el tercer objetivo del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), que tiene objetivo la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos. Para ello, el Protocolo ha aclarado varias definiciones y ha introducido un conjunto de principios y normas sobre APB que proveen mayor seguridad jurídica a las Partes interesadas. También se ha incluido, por primera vez, disposiciones novedosas sobre el cumplimiento, verificación y transferencia transfronteriza de los recursos genéticos. Varios de los países que han ratificado, tales como el Perú, han comenzado a reflexionar y revisar sus políticas nacionales de APB a fin de ajustar sus regulaciones y práctica administrativa a las nuevas exigencias traídas por el Protocolo.

Sobre Los Principio de BioComercio

Los Principios de BioComercio desarrollados en el 2007, ya exigen el cumplimiento de tres objetivos principales del CBD: conservación de la biodiversidad, uso sostenible y la participación justa y equitativa en los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos. Asimismo, el principio 5 y 7 de BioComercio exigen el cumplimento de las normativas relevantes a nivel nacional, regional e internacional, así como claridad acerca de los derechos sobre los recursos naturales, incluyendo a los biológicos y los genéticos. En este sentido, el BioComercio es ampliamente reconocido como un vehículo clave para la implementación de la CDB y el Protocolo de Nagoya.

El Perú es actualmente uno de los países líderes en el desarrollo de cadenas de valor de BioComercio y en materia de bionegocios. Hoy en día, las ventas de los productos peruanos derivados de alimentos naturales y plantas medicinales y aromáticas nativas han llegado a más de 400 millones de dólares en los Estados Unidos. Las empresas de BioComercio en el Perú se han centrado hasta el momento principalmente en la recolección, cultivo, destilado, procesamiento y comercialización de productos basados en la biodiversidad bajo criterios de sostenibilidad ambiental, social y económica.

Sin embargo, varias compañías que aplican los criterios de BioComercio (tanto nacionales como extranjeras) ya se están moviendo aguas abajo en la cadena de valor y están comenzando a realizar actividades de investigación y desarrollo (I&D) sobre la composición genética y/o bioquímica de plantas, animales y otros organismos vivos, para fines tales como reproducción ex situ para mejora de variedades e identificación y procesamiento de ingredientes activos para generación de productos nutricionales, terapéuticos o estéticos.

A medida que las empresas realizan innovaciones y agregan valor, las probabilidades de activar las obligaciones bajo el Protocolo de Nagoya y las regulaciones nacionales y regionales de APB son mayores. Por lo tanto, hay una gran necesidad de aumentar la conciencia sobre las vinculaciones entre el APB y el BioComercio y explicar a los responsables políticos y los reguladores nacionales de la importancia de crear incentivos y facilitar el cumplimento de los requerimientos del APB por parte de empresas de BioComercio.

La UNCTAD y la Cooperación Suiza – SECO se encuentran actualmente trabajando conjuntamente con el Gobierno del Perú y las empresas de BioComercio a fin de revisar la aplicación de las regulaciones nacionales de APB, promover solicitudes de APB por empresas de BioComercio que se encuentren realizando actividades de I&D o comercialización con base en recursos genéticos, sus derivados y conocimientos tradicionales asociados, y mejorar la práctica administrativa.

Enlaces de interés

Para descargar las presentaciones hacer click aquí.

 

Comparte:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Convocatorias

Destacadas

Redes SECO

Redes Embajada de Suiza en Perú

Video Reciente

Acerca de SECO

La Cooperación Suiza – SECO se ocupa de planificar y aplicar medidas de política comercial y económica en los países en vías de transición y desarrollo, además de en los nuevos estados miembros de la Unión Europea. Sus proyectos pretenden integrar a los países contrapartes en la economía mundial y promover su crecimiento económico de forma sostenible a fin de contribuir de manera eficiente y efectiva a la reducción de la pobreza.