[Agua y Saneamiento en Colombia] Educación sanitaria en Buenaventura y Corinto: por el cuidado del agua, el medio ambiente y la vida

El acceso limitado al agua potable en las zonas rurales de Colombia y los problemas de salud que emergen por esta situación fueron los motivos principales para diseñar una estrategia de educación sanitaria

En el marco del proyecto ASIR-SABA, implementado en Colombia, en coordinación con la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD), se vienen ejecutando acciones que buscan incidir en el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades rurales de Nueva Esperanza en Buenaventura y el Corregimiento Media Naranja en Corinto, quienes se agrupan en 375 familias de 8 comunidades, para un total de 1125 participantes.

En recientes declaraciones ante un medio de comunicación de la zona, Mary Elena Pito, representante de la Fundación Panamericana para el Desarrollo, señaló que, para la adecuada implementación de las acciones del proyecto en dichas comunidades, la “FUPAD tuvo que dialogar con el Cabildo Indígena de Corinto y el Concejo Comunitario Alto y Medio Río Dagua en Buenaventura para ingresar al territorio, dada las dinámicas de orden público que atañen estos municipios”.

La estrategia de educación sanitaria, busca incidir en los comportamientos, las costumbres y los hábitos de las personas para garantizar el adecuado uso del agua potable en sus comunidades. Asimismo, incidir en acciones positivas para el cuidado y la preservación del medio ambiente para que las comunidades asuman un rol activo en el cuidado de su salud y la naturaleza.

Según el PNUD (1990), la educación sanitaria es fundamental para el desarrollo humano de las personas en los territorios rurales, porque permite gestionar el conocimiento y tener una vida digna a través del cuidado de la salud. De ahí la importancia de fortalecer las capacidades de las comunidades en estos temas.

Una estrategia de educación sanitaria cuenta con tres elementos fundamentales, los cuales le apuntan a trabajar los niveles sociales de manera individual, familiar y comunitario:

  1. Educación sanitaria, la cual fomenta hábitos saludables en la casa, en la escuela y en los distintos lugares de interacción de las comunidades.
  2. Educación ambiental, que es apoyada por el Programa Nacional de Cultura del Agua y los Proyectos Ambientales Escolares (PRAE), fortaleciendo la conciencia ambiental de las niñas y niños;
  3. Educación para la salud, busca proteger la salud y la calidad de vida individual.

Para cumplir con este plan, FUPAD formuló y aplicó encuestas en las comunidades, quienes participaron activamente y decidieron conjuntamente los temas a tratar. Fue a partir de estos diálogos comunes que se desarrolló la metodología para la estrategia de educación sanitaria, en coherencia con los niveles educativos de la población, sus costumbres y creencias; para posteriormente dar cabida a su implementación a partir de agosto del 2019 hasta marzo del presente año.

¿Cuál es la metodología de esta ruta educativa?

Algunas de las actividades que se llevaron a cabo fueron talleres, sesiones de capacitación teórico-práctica, visitas e intercambio de experiencias. Las principales actividades en el marco de la implementación fueron la recuperación de un humedal en Buenaventura, fortalecimiento de la conciencia ambiental en el territorio con buenas prácticas de reciclaje y reutilización, el lavado adecuado de las manos y la posibilidad de reforestar zonas focalizadas.

Para realizar este trabajo comunitario, “fue fundamental la colaboración de gestores comunitarios, ya que gracias a ellos fue posible dialogar con las comunidades e ingresar al territorio con el protocolo de seguridad adecuado”, aseguró Mary Elena Pito de FUPAD.

Como resultado de estas acciones en conjunto con las comunidades de Buenaventura y Corinto, algunas de las familias participantes entienden la importancia del lavado adecuado de las manos, el cuidado de las cuencas, la utilización mesurada del recurso finito: agua, y la importancia del medio ambiente para la vida.

Sobre ASIR-SABA

ASIR-SABA uno de los aportes concretos de Suiza a Colombia en la construcción de paz y la búsqueda de la reconciliación, nació como un proyecto piloto del escalamiento del Modelo de gestión propuesto por el SABA+ de Perú.

ASIR-SABA es impulsado desde el 2013, por la Embajada de Suiza en Colombia – Ayuda Humanitaria y Desarrollo (COSUDE), mediante programas de apoyo, estableciendo alianzas con autoridades gubernamentales, organizaciones no gubernamentales (nacionales e internacionales) y de la sociedad civil, con el fin de mejorar la protección de la población vulnerable y afectada por el conflicto armado en el país.


Más información:
WEB Proyecto ASIR SABA, Embajada de Suiza, Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación COSUDE

Comparte:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Convocatorias

Noticias destacadas

Redes COSUDE

Redes Embajada de Suiza en Perú

Video reciente

Acerca de COSUDE

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) es la entidad encargada de la cooperación internacional dentro del Departamento Federal de Asuntos Exteriores (DFAE). Con otras oficinas de la Confederación, la COSUDE es responsable de la coordinación general de la cooperación para el desarrollo y de la cooperación con los Países del Este, así como de los programas de ayuda humanitaria suizos.