Invierten más de 13 millones de euros para mejorar acceso a servicios de agua y saneamiento

El 60% del monto proviene de donativo del gobierno alemán y el otro 40% de la Cooperación Suiza. Convenio fue firmado con el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento.

Fuente Diario La República. El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) firmó un convenio con la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ) y la Cooperación Suiza SECO, por 13.3 millones de euros, para mejorar el acceso de la población a los servicios de agua potable y saneamiento en el ámbito urbano y rural. Cabe indicar que de los 13.3 millones de euros otorgados, el 60% (8 millones de euros) proviene del gobierno alemán y el otro 40% (5.3 millones de euros) de la Cooperación Suiza (Seco).

“Ambas instituciones brindarán asistencia técnica para contribuir al desarrollo de instituciones modernas, leyes eficaces y viables, sistemas de gestión eficientes, así como de funcionarios bien entrenados y motivados”, señaló el MVCS.

“Con la suscripción de este convenio vamos a mejorar la calidad de vida de las familias y a contribuir con el cierre de brechas”, manifestó el viceministro de Construcción y Saneamiento, Julio Kosaka.

Asimismo, refirió que se asesorará a las instituciones sectoriales en mejorar la operación y mantenimiento de las plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR), así como mejorar la orientación de las ofertas de formación y capacitación para el personal del sector de saneamiento.

Proagua II es un esfuerzo de la cooperación peruana-alemana y cooperación suiza, establecido en el año 2016. Este programa trabaja por encargo del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania (BMZ) y tiene como contraparte al Viceministerio de Construcción y Saneamiento del Perú.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Convocatorias

Destacadas

Redes SECO

Redes Embajada de Suiza en Perú

Video Reciente

Acerca de SECO

La Cooperación Suiza – SECO se ocupa de planificar y aplicar medidas de política comercial y económica en los países en vías de transición y desarrollo, además de en los nuevos estados miembros de la Unión Europea. Sus proyectos pretenden integrar a los países contrapartes en la economía mundial y promover su crecimiento económico de forma sostenible a fin de contribuir de manera eficiente y efectiva a la reducción de la pobreza.