Presentación

La Cooperación Suiza invierte cada año –a  nivel global-  cerca de 2,200 millones de dólares en la lucha contra la pobreza y en la promoción económica de los países en vías de desarrollo. Este trabajo lo hace a través de dos entidades federales que coordinan la cooperación al desarrollo: La Agencia  Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos (SECO).

Cincuenta años COSUDE – Más que ayuda

Este año, la Cooperación Suiza cumple 50 años de trabajo ininterrumpido, comprometida en la lucha contra la pobreza, en crear mejores condiciones de vida, y de un futuro mejor para todo el mundo. Fue un 17 de marzo de  1961, que el Consejo Federal Suizo, eligió al primer delegado del Servicio de Cooperación Técnica, poniendo en marcha a la Cooperación Suiza al Desarrollo.

En Perú, La Cooperación Suiza tiene una presencia desde hace 47 años (desde 1964). A partir del año 2012, por decisión del Consejo Federal de la Confederación Suiza, el Perú será considerado por la COSUDE como país estratégico y prioritario para temas globales como cambio climático e iniciativas para el agua, por su biodiversidad andina–amazónica.  Asimismo, será un país prioritario para la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos – SECO, pasando de una cooperación al desarrollo más tradicional hacia una cooperación al desarrollo económico apuntando al potencial de crecimiento económico que tiene el país.

Los años 2010 a 2011 son entonces años importantes en los cuales la cooperación suiza se renueva y reafirma su compromiso con el país, se adapta a la etapa de crecimiento enfocando su apoyo a la cooperación económica; y asume iniciativas a favor del uso adecuado del agua y del medioambiente, apoyo que será brindado a través de la Cooperación para el Desarrollo Económico de SECO y los programas globales de Cambio Climático y Agua de la COSUDE.

Comparte:

Convocatorias

Destacadas

Redes SECO

Redes Embajada de Suiza en Perú

Video Reciente

Acerca de SECO

La Cooperación Suiza – SECO se ocupa de planificar y aplicar medidas de política comercial y económica en los países en vías de transición y desarrollo, además de en los nuevos estados miembros de la Unión Europea. Sus proyectos pretenden integrar a los países contrapartes en la economía mundial y promover su crecimiento económico de forma sostenible a fin de contribuir de manera eficiente y efectiva a la reducción de la pobreza.