Plan de Contingencia para Agua Potable en Lima

Gestión del Riesgo

Descripción

Lima está ubicada en la parte superior de la extensión de la falla de San Andrés, que es una de las regiones más propensas a los terremotos a nivel mundial. Un gran terremoto en o cerca de la Lima metropolitana sería una catástrofe insondable para los 11 millones de habitantes. Una de las principales preocupaciones que se derivarían de este escenario sería el suministro de agua potable. Un fuerte terremoto podría colapsar o dañar seriamente las bombas y tuberías tanto para el suministro de agua como para el alcantarillado, lo que interrumpiría el suministro de agua potable, o peor aún, el agua potable en las tuberías que aún funcionan podría estar contaminada por las aguas residuales.

Lima es una ciudad en el desierto, una ciudad que ya en circunstancias normales carece de agua potable suficiente. Lima está considerada como uno de los cinco centros urbanos más precarios del mundo, en lo que se refiere al agua potable. Por lo tanto, es muy importante contar con un plan de emergencia sólido en caso de que se produzca una conmoción importante en un sistema altamente vulnerable, pero actualmente no existe, dadas las numerosas y apremiantes necesidades a las que se enfrenta la ciudad metropolitana en fuerte crecimiento.

Objetivo

Fortalecer la resiliencia de la ciudad frente a un fuerte terremoto mediante el establecimiento de un inventario de las medidas existentes y el fortalecimiento de éstas a un plan de respuesta sólido con intervenciones a corto y mediano plazo que van desde la determinación de los puntos urbanos a través de simulaciones por computadora hasta la seguridad de las reservas de agua subterránea a las que se puede acceder en caso de emergencia.